Entrevista con Víctor Ocando, fundador y CEO the Adapt The Game.

Llega una nueva entrevista a Estadio Accesible, en este caso con Víctor Ocando, fundador y CEO the Adapt The Game, en la que repasa su trayectoria, experiencias y proyectos.

Si lo deseas también puedes leer la entrevista descargando el siguiente PDF accesible:

Víctor Ocando

Estadio Accesible: Cuéntanos acerca de ti, cómo usas las redes sociales, y cómo hablas en las redes sociales de futbol y accesibilidad (Cuéntanos sobre tu proyecto)

Víctor Ocando: Nací con una cuadriparesia espástica secuela de parálisis cerebral y el fútbol ha sido la gran motivación a lo largo de mi vida para superar barreras. Nunca dejé que nada me separara del fútbol; como digo siempre: he disfrutado y he vivido intensamente el fútbol como cualquier aficionado, me he equivocado y he aprendido, también he podido trabajar por el fútbol desde los despachos, siempre buscando “adaptarme” a él. 

Por eso decidí crear Adapt The Game, proyecto en el que funjo como CEO. Más que una campaña de redes sociales se trata de una consultoría especializada en ofrecer servicios multidisciplinarios para la accesibilidad e inclusión en el fútbol. También es una plataforma que promueve el liderazgo de personas con discapacidad en el sector. Podría decirse que este proyecto, más que un emprendimiento profesional, es mi propósito de vida.

Como abogado deportivo especializado en fútbol y persona con una discapacidad, he identificado la necesidad de transformar el sector. Mi visión es asesorar a clubes, ligas y federaciones en políticas inclusivas que permitan derrumbar las barreras que aún existen para trabajar o disfrutar del fútbol. Adapt The Game, también, contribuirá con los aficionados con discapacidad cuando existan tratos discriminatorios o posibles reclamaciones de éstos relacionadas a la venta de entradas.

El único reto de cualquier aficionado con discapacidad debería ser: nunca dejar de alentar a su equipo. Para que esto ocurra deben existir más personas con discapacidad en puestos de toma de decisiones dentro del fútbol. Muchas veces estas barreras son culturales o de desconocimiento en torno a la discapacidad, pero no podemos esperar que esto pase de un día para otro, hay que trabajar, visibilizar, educar, generar conversaciones positivas de la inclusión, ese es mi norte. 

No es una tarea sencilla, Adapt The Game no se trata solamente de Víctor Ocando, en este proyecto entra cualquier persona que se identifique con esta causa. Por eso invito a toda la familia del fútbol para que se sumen y seguir derribando barreras en el fútbol.

Logo de Adapt The Game

EA: En tu experiencia, ¿Cuáles son los mayores desafíos para comprar entradas para un partido de fútbol?

VO: Por mi experiencia como usuario con discapacidad, puedo decir que la mayoría de los clubes no están preparados para prestar un servicio de calidad a personas con discapacidad o movilidad reducida.

Me explico: No todas las plataformas para adquirir las entradas muestran el verdadero aforo disponible de los espacios destinados a los aficionados con discapacidad. En algunas ocasiones hay que comunicarse directamente con el club o el organizador para poder adquirirlas. 

Las entradas se agotan demasiado rápido, debido al poco aforo para personas con discapacidad en el estadio. 

Por esto es importante que todos los clubes cuenten con un encargado de discapacidad para que sea el punto de contacto con los aficionados con discapacidad, esto es una obligación que está prevista en el Reglamento sobre Licencias de Clubes y Fair Play Financiero de la UEFA.

EA: ¿Cuándo decides ir a ver un partido de fútbol cómo eliges tu opción de transporte para llegar al estadio?

VO: Depende de la disponibilidad de quien me acompañe; puedo ir con un amigo o algún familiar. 

Si tengo que ir solo, tomo un taxi, pero no siempre los conductores tienen la misma disposición para ayudar, y el camino hasta el lugar reservado (palco) es largo y hay que pasar por varios anillos de seguridad. Esto es más notorio en los grandes eventos (Eliminatorias a la Copa del Mundo o Copas Continentales).

En el caso de Sudamérica, por ejemplo: el personal de seguridad que está fuera del estadio no siempre permite pasar el anillo de seguridad con el vehículo, así se trate de que una persona con discapacidad, lo que hace cuesta arriba la entrada al estadio. Ya estando dentro, no siempre el staff de los clubes, federaciones o el organizador está capacitado para el trato hacia las personas con discapacidad, por eso es importante la formación del personal en este sentido. 

En algunos países como Alemania, el Eintracht Frankfurt dispuso de un plan de movilidad para sus abonados con discapacidad junto a una empresa de transporte.

En Estados Unidos algunos de los clubes (franquicias) disponen de un sitio de drop-off para las compañías como UBER o Lyft, que facilita que el conductor pueda estacionar para ayudar a la persona a bajar del vehículo.

Los clubes y los ayuntamientos deberían trabajar en estrategias de transporte accesible para los aficionados. A modo de ejemplo: Toyota creó el “Accessible People Mover” (APM), un vehículo adaptado manejado mediante inteligencia artificial, que ayudará a trasladar a espectadores, atletas y staff en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio, esto como parte de su acuerdo con el Comité Paralímpico Internacional y el Comité Olímpico Internacional. 

EA: En tu experiencia como aficionado, ¿has experimentado algún desafío al planificar tu viaje de ida y vuelta a un estadio de fútbol?

VO: Así como cada partido es distinto, cada experiencia al asistir al estadio es distinta. 

Frecuentemente, lo que hago es tener planificadas dos o tres alternativas de transporte y estoy muy atento a las directrices de seguridad comunicadas por el club u organizador. Depende la importancia del partido y lo familiarizado que esté con el entorno, suelo planificarme para entrar al estadio 40 minutos antes del inicio del partido y abandono el recinto entre quince y treinta minutos tras acabar el encuentro para evitar las aglomeraciones en la salida. 

Pudiera irme antes pero un partido puede cambiar en un minuto y me gusta quedarme hasta el silbato final. 

EA: ¿Alguna vez has viajado a un partido fuera de casa, en otra ciudad, de tu equipo favorito, como aficionado o parte de un grupo de aficionados? ¿Si no, porque no?

VO: Las limitaciones de viaje son mayores al tener que compatibilizar agendas con mi acompañante. Como persona con discapacidad enfrento limitaciones al viajar fuera de mi entorno, no solo por la experiencia dentro o fuera del estadio, también por el alojamiento o el billete de avión; al necesitar de un acompañante, todo el presupuesto se multiplica.

La oportunidad que lo he podido hacer ha sido por la invitación de la directiva de un club para el cual trabajaba en ese momento y fue una buena experiencia.


EA: ¿Cuál ha sido tu experiencia más memorable como aficionado en un estadio de fútbol?

VO: Pienso que el mayor privilegio de cualquier aficionado es poder ver a su selección. Afortunadamente, yo he podido asistir al estadio a ver varios partidos de la selección de Venezuela, país del que soy originalmente, a pesar de que vivo en Estados Unidos.

Hay uno especial y aún lo recuerdo como si fuera ayer: el 14 de agosto de 2001. Venezuela venció a Uruguay y desde ese partido, la “vinotinto” empezó a ganarse el respeto en el mundo del fútbol. Recuerdo que tuve que ver el partido en las gradas de cemento del estadio de mi ciudad (Maracaibo), nada accesible para el momento, pero el sacrificio valió la pena, porque fue un partido histórico de la selección. Sin duda, Venezuela está muy por detrás del resto del mundo en materia de accesibilidad e inclusión.

EA: ¿Crees que alguna de tus experiencias como aficionado visitando estadios de fútbol podría tener consecuencias legales bajo la legislación de igualdad en España?

VO: En lo personal no he tenido ninguna experiencia que pueda tener consecuencias legales. La legislación en España relacionada a las personas con discapacidad, en especial en lo que se refiere a la construcción de los espacios públicos, señala que se deben tener en cuenta las necesidades específicas del usuario. No se trata de tener un espacio marcado solo para cumplir con la ley, hay que ajustarlo al uso que le dará la persona y el impacto de este en su experiencia dentro del estadio, en este caso del aficionado con discapacidad. Por ejemplo, las rampas con pendientes muy elevadas podrían causar accidentes no deseados y acarrear consecuencias legales.

Las normas existentes siempre son mejorables, pero lo más importante es que las entidades de la administración pública las hagan cumplir.

EA: ¿Dónde crees que puedes tener el mayor impacto mejorando la experiencia de los aficionados de fútbol con alguna discapacidad?

VO: Quiero utilizar Adapt The Game “para colocar la pelota por encima de la barrera”. Para esto, puedo brindar asesoría para el desarrollo de planes estratégicos inclusivos con los clubes y los operadores de los estadios. Como abogado deportivo, puedo asesorar para la reforma de reglamentos con el fin de crear un “Fair Play” en accesibilidad dentro del fútbol, de la misma forma que existe el “Fair Play Financiero”.

¿Pueden imaginarse que un club sea excluido de una competición europea por incumplir la normativa de accesibilidad de la UEFA?

EA. ¿Cómo recomendarías que actuaran los clubes y las ligas en el contexto de la sostenibilidad, accesibilidad, inclusión e igualdad?

VO: Lo primero es visibilizar las capacidades de las personas con discapacidad. Según los datos de la ONU: El 15% de la población mundial tiene algún tipo de discapacidad. Uno de los objetivos de la Agenda 2030 es la creación de ciudades accesibles. En este sentido, los clubes pueden trabajar para que su estadio sea totalmente accesible, de forma que alguien con discapacidad pueda elegir libremente desde donde quiere disfrutar del partido, no solo en un palco limitado, sino que también pueda hacerlo en las salas VIP o la tribuna general.

De igual forma con los otros sectores del estadio. Que todos los ascensores cuenten con señalización inclusiva, si un periodista con discapacidad necesita cubrir una rueda de prensa, que los accesos estén adaptados, incluso ofreciéndolas en formatos universalmente accesibles.

Las ligas y federaciones pueden trabajar reformando sus reglamentos y promoviendo el empleo de personas con discapacidad para que sean parte de las tomas de decisiones que los afectan directamente y trabajar de la mano de los ayuntamientos y gobiernos locales para hacer que las ciudades sede sean realmente accesibles.

EA: ¿Cuál fue el primer y último partido al que asististe en España?

He asistido en un par de ocasiones al Santiago Bernabéu.

Victor Ocando con dos jugadores de los Phoenix Rising FC
Víctor Ocando con dos jugadores de los Phoenix Rising FC de la USL Championship de Estados Unidos

Víctor Ocando se ha incorporado como miembro asociado de Estadio Accesible.

Publicado por Jaime Prieto

Universidad Rey Juan Carlos, Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Madrid.

Deja un comentario

Back to top
Español
Español English (UK)
Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: