MUDSA | Manchester United Disabled Supporters’ Association y el Ability Suite

Aficionado con su hijo en la grada del Manchester United

Entrevista a Phil Downs, MBE publicada originalmente en http://www.managingsport.com en 2011 y realizada por Juan Luis Paramio para ManagingSport.com

Juan Luis Paramio: Para comenzar, quisiera te presentaras a los
lectores de ManagingSport.com. ¿Cómo llegaste a vincularte con el Manchester United en
temas de la gestión de la discapacidad?

Phil Downs: En el año 1972 me trasladé de Manchester a Londres para incorporarme a la escuela de la Policía Metropolitana. Todo iba realmente bien hasta que sufrí un accidente en mayo de 1974. Supongo que el entrar a formar parte de la policía me proporcionó un sentido de la organización que no me había dado cuenta que estuviera ahí. Desafortunadamente la lesión sufrida fue tal que me impidió continuar formando parte de la policía y estuve en el hospital durante algo más de dos años antes de volver a Manchester en septiembre de 1976. Una vez de vuelta, empecé a reintegrarme en mi barrio y quise volver a seguir de nuevo a mi equipo, el Manchester United. Fue mucho más difícil que lo que inicialmente me imaginé.

Debía ser a finales de 1976 cuando escribí al club pidiéndoles poder asistir a los partidos en silla de ruedas y así estuve durante cinco años escribiéndoles. Uno de nuestros policías locales de Manchester me llamó para vernos un día y estuvimos
charlando sobre acudir a ver los partidos del club. Él se ocupó de escribir al club en mi nombre y recibí tres pases para los tres últimos partidos del período de Dave Sexton – un
antiguo jugador en 1981. Por supuesto, estaba flotando, como si estuviesen en la luna y cuando acabó la temporada, escribí de nuevo al club para saber si podía asistir a más partidos. Poco antes de que se comenzase la temporada siguiente, recibí un pase
para toda la temporada que fue renovado durante muchos años y todavía hoy asisto a todos los partidos pero ahora como gestor. Un sueño para cualquier aficionado del United.

deaf pledge, alex, phil and adam temple

MUDSA nació en 1989 y fue la asistenta personal de Sir Alex Ferguson, Lyn, quien
me abrió la puerta. Realmente le debo mucho porque supuso una oportunidad
increíble, a partir de la cual pude trabajar para beneficiar al club y a los aficionados con discapacidad que quieren asistir a los partidos

Como bien sabes, MUDSA (Manchester United Disabled Supporters Association) nació en 1989 y fue la asistenta personal de Sir Alex Ferguson, Lyn, quien me abrió la puerta. Realmente le debo mucho porque supuso una oportunidad increíble, a partir de la cual pude trabajar para beneficiar al club y a los aficionados con discapacidad que quieren asistir a los partidos.

Juan Luis Paramio: Todavía parece ser un asunto problemático el
promover cambios en cuestiones sobre discapacidad en organizaciones deportivas. Tú has sido pionero en este terreno con la fundación de MUDSA, la primera organización de este tipo. Nos gustaría que nos explicaras cuáles fueron tus primeros pasos en el Manchester United y cómo reaccionó el club a tus primeras propuestas.

Phil Downs: Parece que la discapacidad ha alcanzado una mayor consideración en la actualidad, pero si nos remontamos a 1989, la discapacidad era realmente una de las últimas prioridades en la mayoría de actividades empresariales. En aquella época, la impresión que se tenía era que la mayoría de los aficionados con discapacidad, cuando acudían a los partidos, se saludaban unos a otros con un movimiento de cabeza y poco más hacían. Una situación que me llevó a pensar que sería una buena idea intentar y generar un sentimiento de unidad entre los aficionados con discapacidad, al menos a nivel social. Así fue como se gestó hace 20 años la constitución de MUDSA, la asociación de seguidores con discapacidad en el Manchester United. Aunque la intención primera era contribuir a desarrollar un mayor contacto entre los propios aficionados a nivel social, enseguida se hizo evidente que la respuesta del Manchester United a la hora de desarrollar una estructura que beneficiase a nuestro colectivo, fue positiva. Al mismo
tiempo, el propio club comprendió que nosotros como colectivo teníamos intención de ayudar. Situación que conllevó que el club considerase nuestras opiniones cuando se consideraron remodelaciones en el estadio de Old Trafford. Éste fue el comienzo de lo que ha cristalizado posteriormente como una relación estrecha entre MUDSA y el propio club. He de subrayar que la forma en la que el club afrontó la situación, ningún otro club lo había hecho hasta entonces y eso debemos reconocérselo.

mudsa ability suite and players

A principios de los noventa se construyó en Old Trafford una plataforma elevada
para los aficionados con discapacidad. Para construir dicha plataforma elevada el
club tenía que eliminar 13 asientos del aforo para disponer de un asiento dedicado a un aficionado en silla de ruedas. Esta acción conllevaba un claro compromiso
financiero, pero era algo que los propios representantes del club pensaron que
debían hacer como obligación moral.

Juan Luis Paramio: El caso del club Manchester United, con un estadio centenario como Old Trafford construido en 1910 y su compromiso por ofrecer instalaciones y servicios de alto nivel a su amplio colectivo de aficionados con discapacidad, goza de un amplio reconocimiento en el Reino Unido y más recientemente en Europa. Sin embargo, ¿podrías explicarnos qué dificultades te has encontrado para implantar diferentes estrategias que no buscaban sino mejorar la calidad de los servicios a este colectivo? ¿Y cómo llegaste a convencer a los directivos del propio club que dichas acciones deberían llevarse a cabo?

Phil Downs: A finales de la década de los ochenta nos encontrábamos con que las instalaciones que utilizaban los aficionados con discapacidad cambiaron de ubicación, pero en cualquier caso eran bastante deficientes si las comparamos con lo que se podía haber conseguido. Por ejemplo, el grado de inclinación de las rampas de acceso era muy acentuado y los asientos de los acompañantes de los propios aficionados con discapacidad no estaban cerca de los de éstos. Ambos aspectos dificultaban sobremanera el que un número elevado de personas con discapacidad pudiera acceder a la zona habilitada. Cuando estos aspectos se consideraron y discutieron, se planteó la posibilidad que en la siguiente fase de la remodelación del estadio, se incluyese una localización específica para aficionados en silla de ruedas. Afortunadamente no tuvimos que esperar mucho, ya que a principios de los noventa se construyó una plataforma elevada en la zona sureste del estadio de Old Trafford, lo que representó un progreso sustancial con respecto a las anteriores instalaciones. Creo firmemente que uno de los aspectos más destacables de esta acción fue que demostró el grado de compromiso del club. Más si cabe, si tenemos en cuenta que para construir dicha plataforma elevada el club tenía que eliminar 13 asientos del aforo para disponer de un asiento dedicado a un aficionado en silla de ruedas… todo ello con lo que significaba partido tras partido. Esta acción conllevaba un claro compromiso financiero, pero era algo que los propios representantes del club pensaron que debían hacer como obligación moral.

Siempre he dicho y me sigo manteniendo en ello, que no hay soluciones rápidas para tratar de forma global la discapacidad. Cada club o federación nacional necesita considerar avances en este ámbito como parte de una estrategia dentro de lo que pudiéramos calificar como un proceso de “evolución no revolución”

En realidad, no fue necesario dar un golpe encima de la mesa o golpear la puerta de los directivos de Old Trafford para convencerles. Fue más un imperativo moral lo que les motivó al pensar que hacían lo correcto. Ellos ya tenían proyectado iniciar acciones en este tema de la accesibilidad y cumplieron su compromiso.

003 ability suite in use 2014 (1)

Juan Luis Paramio: Se dice que la creación de MUDSA en el año 1989 fue todo un logro, más teniendo en cuenta lo que tenemos hoy en día. En este sentido, nos gustaría que evaluases tu experiencia en esta área hasta nuestros días.

Phil Downs: Supongo que la forma más directa de responder a la pregunta sería decir que nunca nos hemos encontrado con ningún tipo de resistencia por parte del club en las ocasiones en las que hemos hablado con ellos acerca de cómo promover la inclusión o la mejora de las instalaciones. Sólo en un número reducido de ocasiones, el club no ha sido capaz de atender algunas de nuestras pequeñas demandas, pero en la mayor parte de las ocasiones han aceptado nuestras sugerencias; sugerencias que están en sintonía con la época en la que vivimos.

Con respecto al estadio de Old Trafford, se aprecia una mejora continua y progresiva en la prestación de servicios a aficionados con todo tipo de discapacidad. Hoy día podemos decir que somos capaces de atender en nuestro estadio las necesidades de localidades para cualquier forma de discapacidad. Por supuesto, este tipo de buenas noticias alrededor de un gran club como es el Manchester United se difunde con cierta rapidez y como consecuencia, hemos visto como la demanda por acceder a nuestro estadio crece y crece temporada tras temporada.

Creo sinceramente que el mayor logro de MUDSA ha sido contribuir a que Old Trafford sea lo más accesible posible y con nuestro calendario de eventos para nuestros aficionados con discapacidad y otros socios del club, hemos sido capaces de desarrollar una cultura específica de la accesibilidad en todos los estamentos del club. Desde luego, esto ha traído consigo que los esfuerzos de MUDSA y del club a lo largo estos años hayan contribuido a desarrollar una mentalidad de “podemos hacerlo” que beneficia a todo el mundo.

Como decimos aquí en Inglaterra, “si no te mueves hacia adelante te estás moviendo hacia atrás”. Y en este sentido, tenemos previsto un plan de mejoras en el club que esperamos llevar a cabo en las próximas dos o tres temporadas

Juan Luis Paramio: Otro ejemplo del compromiso del Manchester
United con los aficionados con discapacidad ha sido el desarrollo de una política de actuación específica con este colectivo. ¿Podrías explicarnos el grado de influencia de esta política específica a la hora de mejorar las instalaciones y servicios para este colectivo en Old Trafford y el tipo de servicios que ofrece el club (página web, oficinas, visitas al estadio y el museo, zonas de hospitalidad, etc.)?

Phil Downs: El Manchester United es uno de los clubes más importantes del mundo y si quiere mantener este estatus, debe actuar con convicción con las instalaciones que ofrece a sus aficionados. Teniendo presente esta idea, se hacía necesario presentar todos los proyectos relacionados con nuestro colectivo de la forma más transparente posible. Y la mejor forma de conseguir esta transparencia fue a través de la elaboración del documento ‘Disabled Supporters Policy’. Por supuesto, en aquellas áreas donde el Manchester United destaca, otros clubes le siguen y es habitual encontrarse con otros clubes que ya tienen una política específica para sus aficionados con discapacidad o han sido animados a hacerlo así por la Premier League.

El hecho de ofrecer la misma experiencia a los aficionados con discapacidad no se limita a ofrecer buenas instalaciones. Para poder disfrutar de una experiencia igual al resto en los días de partido, es crucial que el club disponga de otros servicios accesibles como son teléfonos y cuentas de correo electrónico dedicados a los aficionados con discapacidad, páginas web accesibles, la visita al estadio y el museo, la tienda del club hasta los palcos y zonas VIP. Puedo decir con cierto orgullo que se dispone de todos estos servicios que he mencionado en Old Trafford, pero, como decimos aquí en Inglaterra, “si no te mueves hacia adelante te estás moviendo hacia atrás”. Y en este sentido, tenemos previsto un plan de mejoras en el club que esperamos llevar a cabo en las próximas dos o tres temporadas.

Además, es importante señalar que ya a comienzos de los noventa fuimos pioneros al introducir formación acerca de igualdad en la accesibilidad y sobre la forma de tratar a las personas con discapacidad. Y, por supuesto, los contenidos de estos cursos han ido variando desde entonces, a medida que ha aumentado el conocimiento y la comprensión de las necesidades de las personas con discapacidad. Actualmente estamos desarrollando un programa formativo en el club que está centrado en la consideración de los aficionados con discapacidad como clientes; clientes que deben ser tratados de la misma forma que el resto de aficionados. No nos cabe ninguna duda que este tipo de programas
están siendo eficaces. Sinceramente creo que todos los empleados del club están contentos de contribuir a esta cultura; algo que ha sido fundamental en su desarrollo a lo largo de los años. Además, en numerosas ocasiones otros clubes se han acercado a nosotros en busca de información sobre diferentes aspectos de este tema y nosotros estamos encantados de poder ayudarles.

En ocasiones las autoridades del mundo del fútbol se han mostrado reticentes a
tomar partido en asuntos relacionados con nuestro colectivo. Y debo añadir que
sería inmoral por parte de los clubes seguir ignorando este asunto, más si cabe
cuando existe una legislación al respecto

Juan Luis Paramio: ¿Se puede decir que la experiencia del Manchester United club ha inspirado a otros clubes en el Reino Unido y en Europa, al tiempo que en tu país ha contribuido a la formación de NADS (Asociación Nacional de Aficionados con Discapacidad)? Nos gustaría conocer tu opinión sobre el rol de esta asociación y su influencia en el mundo de la discapacidad en el fútbol.

Phil Downs: Una vez se apreció una mejora en las instalaciones así como el desarrollo de una cultura específica sobre la accesibilidad en el Manchester United, tuvimos en cuenta que nuestros aficionados cuando viajaban a otros campos sufrían experiencias horribles con bastante frecuencia. Fue entonces cuando empecé a pensar que el modelo de MUDSA podría desarrollarse a nivel nacional. Y con este propósito en mente, me puse en contacto con la Premier para sugerirles la creación de una asociación a nivel nacional. Propuesta que debo decir que no fue rechazada pero tampoco apoyada. Pero, en cualquier caso, la llevamos adelante. Poco después de este no compromiso de la Premier League, se constituyó NADS y estoy encantado de poder decir que fui uno de sus fundadores. Es cierto que NADS ha contribuido progresivamente a llevar al gran público las necesidades de nuestro colectivo de aficionados con discapacidad, pero ha sido un proceso largo y, a veces, ha sido difícil conseguir avances. Pero sí he de subrayar que hay algo en lo que las autoridades del mundo del fútbol han sido horrendamente lentas. Como decimos en Inglaterra: “al coger una ortiga, el proceso es siempre doloroso”. En ocasiones se han mostrado reticentes a tomar partido en asuntos relacionados con nuestro colectivo. Y debo añadir que sería inmoral por parte de los clubes seguir ignorando este asunto, más si cabe cuando existe una legislación al respecto.

A mi juicio, no hay duda de que NADS ha conseguido dos grandes logros y un
tercero, más recientemente. Aunque actualmente no estoy involucrado en la
organización de NADS, debo decir que cuando estaba en la asociación se
publicó un documento clave, “Accessible Stadia Guide” y se lanzó una campaña para promocionar la discapacidad en el fútbol conocida como “Level Playing Field”. Más
recientemente se ha conseguido financiación de la UEFA para constituir la organización CAFÉ, que, esperamos, contribuya a difundir todos los asuntos relacionados con la discapacidad en un contexto más amplio como el de todas las federaciones y clubes asociados a la UEFA.

El documento “Accessible Stadia Guide” ha sido probablemente el mayor logro conseguido. Ha servido para presentar nuevos retos tanto a arquitectos como a diseñadores de estadios respecto a lo que se ha considerado oficialmente como los estándares que se deben cumplir en los estadios. Esta guía ha llegado a ser un documento anexo a las normas constructivas del Reino Unido. Por su parte, la campaña “Level Playing Field” fue una especie de trampolín para que todos los equipos se involucrasen en el ámbito de la discapacidad. Esta campaña tiene una periodicidad anual y se invita a todos los equipos a participar en ella. Me complace decir que un número significativo de clubes lo hace. La campaña se ha venido celebrando en los últimos seis años y crece el número de actividades año tras año. Esto es bueno para los aficionados con discapacidad y, por supuesto, para el buen nombre de los equipos que participan. Considero que todo esto forma parte de un proceso evolutivo.

Siempre he dicho y me sigo manteniendo en ello, que no hay soluciones rápidas para tratar de forma global la discapacidad. Cada club o federación nacional necesita considerar avances en este ámbito como parte de una estrategia dentro de lo que pudiéramos calificar como un proceso de “evolución no revolución”. No obstante, y dado que mucho del trabajo se ha realizado de una u otra forma, se puede decir que este proceso evolutivo en torno a la discapacidad es ahora cuando empieza a tener un mayor ritmo.

 

Juan Luis Paramio: No hay duda de que las organizaciones deportivas contemporáneas, incluyendo los equipos de fútbol, han de disponer en sus plantillas de profesionales y voluntarios. Aunque todavía muchos de los equipos en Europa no disponen en sus plantillas de expertos en este campo, en Inglaterra una de las figuras clave para promocionar la accesibilidad universal es la del experto en accesibilidad, lo que vosotros llamáis “Disability Liaison Officer” (DLO). Teniendo en cuenta tu experiencia en este puesto, ¿podrías contarnos cómo se origina dicha figura en Inglaterra y cómo han ido evolucionando las responsabilidades y exigencias asociadas al cargo, desde tus inicios en el Manchester United hasta nuestros días? Al mismo tiempo, nos gustaría conocer qué tipo de exigencias y competencias se habrían de contemplar cara a los años venideros.

Phil Downs: La aparición de esta figura – Disability Liaison Officers, en mi opinión, la forma más adecuada de iniciar el proceso de conocer las necesidades de los aficionados con discapacidad, con independencia del tipo de discapacidad que cada uno presente. No estoy totalmente seguro, pero creo que fui la primera persona dentro de la Premier League que ocupó dicho puesto y que definió la terminología asociada al mismo así como la descripción de sus cometidos.

La aparición de esta figura – Disability Liaison Officers, en mi opinión, la forma
más adecuada de iniciar el proceso de conocer las necesidades de los aficionados
con discapacidad. No estoy totalmente seguro, pero creo que fui la primera persona dentro de la Premier League que ocupó dicho puesto

Es importante que este puesto sea desempeñado con cierta autonomía dentro del club, aunque no todos los equipos de la Premier League comparten esta idea. En ocasiones, el DLO es un miembro del grupo que está en la oficina de venta de entradas y permanece en esa posición hasta que llega un momento en el que el trabajo es tan exigente en todos los aspectos, que se empieza a considerar la conveniencia de que funcione como una entidad totalmente separada. Las responsabilidades de un DLO son amplias y en mi caso, en un club como el Manchester United, son muy variadas. Por supuesto, siempre es útil que uno pueda usar su experiencia en el ámbito de la discapacidad para realizar este trabajo, para hacer las preguntas adecuadas, para hacer las cosas de forma adecuada y para llevar a cabo una representación constructiva cara a los directivos del club.

Afortunadamente, puedo decir que siempre he podido ejercer dichas funciones al tiempo que he sabido escuchar para que de esta forma se pudiesen llevar a cabo las ideas más
interesantes. Además, este puesto requiere tener un conocimiento de lo que significa o representa un buen estadio…Es necesario comprender todo lo que implica la experiencia para los aficionados con discapacidad en días de partido. Esto conlleva entender todo el proceso desde el comienzo; por ejemplo, disponer de páginas web accesibles para que los aficionados puedan conseguir información sobre las entradas, saber cómo pueden viajar y con qué medios desde sus domicilios al estadio y qué se necesita para facilitar este proceso. Se requiere que tenga un alto nivel de habilidades organizativas que permita tomar decisiones con cierta rapidez y claridad para asegurar que el trato que se les dispensa a los aficionados con discapacidad sea el más adecuado.

Estamos acostumbrados a priorizar. Sabemos cuales son los aspectos esenciales de
una organización eficaz y por ello debemos asegurarnos de que las que serían las
necesidades fundamentales están cubiertas. En ocasiones, hay temas que tienen que dejarse a un lado por un tiempo y nos ocupamos de ellos cuando las cosas se relajan

Asimismo, es indispensable que mantenga buenas relaciones con todos los empleados y estamentos del club. Esto siempre ayuda cuando tienes que contar con personas que apoyen tus ideas. Muchas veces ello trae consigo que debes ofrecer una explicación detallada de lo que quieres hacer y el porqué. La mayoría de las acciones están hoy
día muy bien documentadas, lo cual hace que no sea necesario que dicho puesto sea ocupado por una persona con discapacidad. Pero en algunos casos, y ese ha sido el mío, es una ventaja. No me cabe la menor duda que el hecho de tener esta figura en el Manchester United ha contribuido a avanzar desde la creación de MUDSA hasta la situación en la que nos encontramos en la actualidad. Estoy encantado de poder decir que otros equipos han seguido el mismo camino. Como decimos aquí “la imitación es una de las formas más sinceras de halago”.

En cualquier caso y tal como comenté antes, la aproximación a la problemática de los
aficionados con discapacidad es un proceso evolutivo. Por ello considero que disponer de
un experto en accesibilidad en cualquier club es una decisión acertada; si no, la mejor. Es el punto de partida. La principal exigencia pasa por incorporar la discapacidad en la agenda de cada club, y si es posible, la creación de este puesto es una forma realmente económica de empezar a desarrollar este tipo de experiencias dentro del club. Voy más allá, pienso que las autoridades federativas de cada país deberían crear una figura similar dentro de sus propias organizaciones, situación que facilitaría un diálogo directo y significativo entre todas las federaciones nacionales. Por supuesto, este escenario sería todavía más amplio si incluyésemos a la UEFA y a la FIFA.

Juan Luis Paramio: ¿Podrías detallarnos qué tipo de actividades
sociales, deportivas y educativas promociona MUDSA, no sólo en los días de partido, sino también en días de no partido?

Phil Downs: Por encima de todo, mi principal cometido es asegurarme que el
Manchester United ofrece de forma apropiada sus servicios a los aficionados con
discapacidad. Al mismo tiempo, también soy responsable de informar al club sobre
cualquier legislación sobre la igualdad que exista en el Reino Unido. Atendiendo a los
servicios de cada partido en casa y fuera, soy responsable de que cada aficionado con
discapacidad tenga una experiencia agradable el día del partido, desde el momento en el que dichos aficionados deciden contemplar la posibilidad de conseguir una entrada para el partido, a cómo llegar al estadio, cómo disfrutar del partido en el recinto y finalmente,
cómo volver a casa de forma segura.

Las iniciativas de carácter social, deportivo y educativo promovidas tanto por el club como por MUDSA son variadas y se recogen en el “calendario MUDSA”. Ofrecemos también nuestra sala “Ability Suite” para fines educativos en días de no partidos. MUDSA edita y financia su propia revista, “Rollin´Reds”, con una periodicidad de cuatro números al año. Somos afortunados por poder contar con el apoyo del resto de aficionados del club en lo que atañe a la producción y diseño de la revista. Esta revista se distribuye de forma gratuita entre todos nuestros aficionados. Asimismo es muy valorada por el Consejo de Administración del club, ofrece todo tipo de información y se dispone también en versión audio para aquellos aficionados con discapacidad visual. Si es necesario, podemos ofrecer copias en sistema Braille.

Tenemos dos eventos “estrella” cada año, uno se organiza en las Navidades cuando nuestros aficionados con discapacidad tienen la oportunidad de saludar a los jugadores de la primera plantilla del club. Se hacen fotos con ellos y los jugadores les firman todo tipo de objetos. Estas actividades son muy valoradas por nuestros aficionados y las recuerdan toda su vida. A lo largo de los años, tener la oportunidad de pasar un rato con jugadores de la talla de David Beckham, Cristiano Ronaldo, Wayne Rooney…les ha dejado una huella imborrable. Además de lo anterior, en los últimos 12 meses hemos desarrollado un acuerdo de colaboración con el Centro de Rehabilitación al que miembros de las Fuerzas Armadas británicas acuden tras sufrir lesiones de cierta
importancia. Les ofrecemos entradas para nuestros partidos de casa, les organizamos cursos de formación que, o bien se celebran en el mismo Centro de Rehabilitación o en nuestra Ciudad Deportiva en Carrington. Este tipo de acciones contribuyen a aumentar su moral y les ayuda progresivamente a integrarse de nuevo en la sociedad. Para ellos, es crucial observar como otras personas con discapacidad continúan viviendo, disfrutan con el fútbol y ven que existen actividades a su alcance.

La accesibilidad y la discapacidad se han integrado plenamente en la cultura del
club. Si no hay una buena razón para dejar de lado una idea, no nos limitamos a
hablar de ella. ¡La llevamos a cabo!

Juan Luis Paramio: Nos imaginamos que tu trabajo, teniendo en cuenta el número tan amplio de aficionados con discapacidad en vuestro club, no tiene límite. Entre otras cosas, sabemos que tienes que atender más de 15.000 correos electrónicos y miles de llamadas telefónicas cada mes. A pesar de ello, sabemos que has contribuido a desarrollar varios proyectos innovadores (entre otros, la sala “Ability Suite”, servicios para aficionados con discapacidad auditiva 2006, la instalación de televisiones de plasma en las localidades de los graderíos 2007 o recientemente habéis conseguido disponer de un autobús accesible para vuestros desplazamientos a los partidos de fuera de casa o la organización de numerosos actos sociales). Volviendo a tu puesto en el club, ¿puedes explicarnos con más detalle cómo es tu actividad del día a día, qué estás preparando ahora y qué tipo de proyectos tienes pensando para el futuro más cercano?

Phil Downs: Bueno, cada día comienza de la misma forma que para cualquiera otra persona, ¡con un café! En serio, actualmente recibimos una cantidad ingente de correos electrónicos y miles de llamadas de teléfono cada mes. Situación que nos obliga a planificar el tiempo porque los preparativos para cada partido nos ocupan aproximadamente dos días y medio. Ello significa que cuando jugamos tres partidos por semana, no tenemos nada de tiempo libre. El tiempo se divide entre todas estas actividades que tenemos que realizar, pero por otro lado, estamos acostumbrados a priorizar. Sabemos cuales son los aspectos esenciales de una organización eficaz y por ello debemos asegurarnos de que las que serían las necesidades fundamentales están
cubiertas. En ocasiones, hay temas que tienen que dejarse a un lado por un tiempo y nos ocupamos de ellos cuando las cosas se relajan, porque tenemos pocos partidos fuera de casa como para que la carga de trabajo se reduzca.

Tenemos que ir cada día a toda prisa, diría que a 100 millas por hora. En ocasiones, incluso los siete días de la semana Últimamente el nivel de actividad era tan alto que el club ha aprobado la incorporación de una persona con una dedicación de 16 horas a la semana para que nos ayude con la parte administrativa de nuestra asociación. Además, nuestra asociación tiene un comité que está consolidado y con el mismo nivel de competencias que el que podría tener cualquier otra organización. Este comité se responsabiliza de todos nuestros eventos y actividades y de la edición de nuestra revista “Rollin´s Red”. Hacen un gran trabajo, pero de forma voluntaria.

En un estadio de las dimensiones de Old Trafford siempre se están realizando obras. Ahora se está realizando una reforma de los palcos VIP y nos hemos sentado en nuestras reuniones de grupos de discusión (nuestros “Think Tank”)internos del club y hemos estado debatiendo en profundidad antes de ponernos manos a la obra. Siempre que es posible, intentamos innovar, pero en ocasiones este proceso se ve afectado por el hecho de que el estadio tiene una antigüedad de 100 años. Si hubiéramos tenido la oportunidad de construir un estadio nuevo, las cosas hubieran sido muy diferentes y probablemente mucho más fáciles. Las cosas son como son, intentamos considerar el proyecto que nos
presentan y parte de nuestras consideraciones se dirigen a determinar cómo el proyecto en el que estamos involucrados nos conduce a un nuevo proyecto. Por ejemplo, no podemos encontrarnos en una situación de tener una nueva vía en el proyecto en curso que no se alinee con una vía similar en el siguiente proyecto.

Siempre que es posible, intentamos innovar, pero en ocasiones este proceso se ve
afectado por el hecho de que el estadio tiene una antigüedad de 100 años. Si
hubiéramos tenido la oportunidad de construir un estadio nuevo, las cosas hubieran sido muy diferentes y probablemente mucho más fáciles

En estos momentos, MUDSA se beneficia de un acuerdo con un gigante de las telecomunicaciones de Oriente Medio que financia nuestra sala “Ability Suite” y otros proyectos que estamos llevando acabo. Por ejemplo, estamos renovando nuestra página web, http://www.mudsa.org, para conseguir que funcione de una forma “más inteligente” para nuestro socios y para que les ofrezca más información y de forma más rápida. Esperamos también innovar incorporando un mensaje “Readback” para personas con discapacidad visual y tenemos ordenadores conectados a internet en nuestra “Ability Suite”. La parte que más interés tiene para esta compañía de telecomunicaciones es la que se refiere a la transferencia de conocimiento para así poder ayudar de un modo más rápido a los equipos de fútbol a la hora de ofrecer mejores instalaciones a personas con discapacidad. También esta compañía está muy involucrada en el desarrollo de lo que denominan “Ciudad Humanitaria”, donde se ofrecen todo tipo de servicios que hacen posible desarrollar las habilidades de personas con discapacidad.

La importancia del acuerdo entre MUDSA, el club y esta compañía de telecomunicaciones no debe infravalorarse porque ofrece un valor añadido al acuerdo que el propio club tiene con la empresa. A cambio, esta colaboración contribuye a fortalecer el acuerdo, permitiendo atraer más patrocinadores al propio club.

He de decir que estoy en una posición afortunada por ser una persona con
discapacidad. Eso no es algo que oirás muy a menudo pero ha terminado siendo una
ventaja para el club, de tal forma que saben que tienen una persona con
discapacidad gestionando todo lo relacionado con nuestros aficionados con
discapacidad

Me gustaría también comentar brevemente otros aspectos relacionados con mi trabajo que no siempre son noticiables de forma inmediata. Como todo el mundo sabe, Old Trafford es un estadio que este año será centenario. Esto significa que tenemos que hacer que los palcos VIP cumplan con la actual legislación de igualdad. Y puedo decir con satisfacción que este proceso ya ha comenzado y proseguirá a lo largo de los próximos 3 ó 4 años. Hemos incorporado una localidad para personas con silla de ruedas en un número significativo de palcos VIP y actualmente estamos estudiando la posibilidad de permitir el acceso a personas con discapacidad a algunos de los palcos VIP en los que se sirven comidas antes de los partidos. Éste es un paso que la mayoría de los clubes no han
intentado dar, pero es ilustrativo de la forma en la que la accesibilidad y la discapacidad se han integrado plenamente en la cultura del club. Si no hay una buena razón para dejar de lado una idea, no nos limitamos a hablar de ella. ¡La llevamos a cabo!

 

Juan Luis Paramio: La promoción de la accesibilidad en cualquier estadio debería formar parte de la estrategia de todo club y si se gestiona adecuadamente debería ser considerada hoy en día como una ventaja competitiva. ¿Qué podrías decirnos sobre el particular?

Phil Downs: Debido al hecho de que contamos con una organización como MUDSA,
hemos sido capaces de desarrollar un conocimiento y experiencia del que el club ahora depende. En los primeros años de actividad de MUDSA mucha gente dentro del propio club no estaba segura de como nos integraríamos en la estructura general del club, pero con el paso de los años esto se ha entendido y ahora es cierto que trabajamos coordinadamente con cada departamento del club desde el “Group Property Services”, que gestiona todo lo relacionado con el estadio, a los niveles más elevados como el de Dirección General. He de decir que estoy en una posición afortunada por ser una persona con discapacidad. Eso no es algo que oirás muy a menudo pero ha terminado siendo una ventaja para el club, de tal forma que saben que tienen una persona con discapacidad gestionando todo lo relacionado con nuestros aficionados con discapacidad. Y de esta forma evitan ser acusados de que la persona responsable de todo lo relacionado con la accesibilidad y discapacidad no esté cualificada para aconsejar y organizar la estructura de como gestionamos la operativa en días de partido.

Ahora tenemos más de 2.000 socios con discapacidad; una cifra que crece cada año.
Es cierto que no podemos atender las peticiones de todos los seguidores con discapacidad, pero esto sucede también en muchos de los grandes clubes de la Premier League. Sin embargo, nosotros comenzamos siempre desde una posición en la que intentamos satisfacer las expectativas creadas más que limitarnos a cumplir con nuestras obligaciones

 

Juan Luis Paramio: Un club como el Manchester United declara que tiene alrededor de 1.800 socios con discapacidad y obviamente vuestra capacidad de oferta de localidades en el estadio se encuentra muy alejada de esta cifra. ¿Podríamos contarnos como gestionáis los servicios para este colectivo tan amplio en los días de partido?

Phil Downs: Ahora tenemos más de 2.000 socios con discapacidad; una cifra que crece
cada año. Es cierto que no podemos atender las peticiones de todos los seguidores con
discapacidad, pero esto sucede también en muchos de los grandes clubes de la Premier League. Sin embargo, nosotros comenzamos siempre desde una posición en la que intentamos satisfacer las expectativas creadas más que limitarnos a cumplir con nuestras obligaciones. Esto significa que intentamos planificar y gestionar de tal forma que permita al colectivo de personas con discapacidad disponer de un acceso igualitario a nuestras instalaciones, más allá de gestionar de forma directa el proceso de adjudicación de entradas.

Entrevistamos a cada persona con discapacidad de forma individual la primera vez que se acerca a nosotros. A partir de ese momento, nos aseguramos de que disponen de localidades en el estadio en las mejores condiciones y luego se integran en nuestra estructura de gestión de los días de partidos. Algunos clubes optan por no hacerlo de esta forma. Se limitan simplemente a dar entradas a aquellos aficionados que se las piden y cuando éstas se agotan, se rechaza cualquier petición. Entendemos que este tipo de prácticas es contraproducente para aquellas personas con discapacidad que tienen la oportunidad de disfrutar de un partido. Es como si tuviesen que estar esperando a conseguirlas por el método que en inglés decimos de “quitarle los zapatos cuando se mueran”. Para evitar esta situación, hemos implantado un sistema de rotación en el que a la mayoría de nuestros aficionados más fieles se les garantiza el acceso a un partido de cada tres y pueden solicitar entradas por teléfono para aquellos partidos que se celebran entre medias. No es un sistema fácil de explicar pero en lo fundamental se trata de dar servicio al seguidor con discapacidad de forma individual o de tener una visión amplia para intentar atender a todo nuestro colectivo.

Algunos clubes se limitan simplemente a dar entradas a aquellos aficionados que se
las piden y cuando éstas se agotan, se rechaza cualquier petición… Es como si
tuviesen que estar esperando a conseguirlas por el método que en inglés decimos de “quitarle los zapatos cuando se mueran”. Para evitar esta situación, hemos
implantado un sistema de rotación

De hecho, somos capaces de ofrecer localidades a personas con casi todos los tipos de
discapacidad. En días de partido, podemos atender desde personas en silla de ruedas hasta aquellos con discapacidades no visibles como la diabetes o problemas cardíacos crónicos. Recientemente, hemos sido capaces de satisfacer el deseo de un señor con discapacidad que tiene una enfermedad neuronal motora y que sólo podía desplazarse el estadio en una ambulancia. Una vez en el estadio, hizo uso de nuestros servicios para llevarle desde la ambulancia a una silla de ruedas, lo que le permitió disfrutar del partido, para a continuación volver a la ambulancia y luego regresar a su domicilio en el sur del País de Gales, desde donde vino.

Claramente, el número de socios con discapacidad ha crecido a lo largo de
los años y la cifra de más de 2.000 socios no sirve para entender la situación en profundidad. No todos ellos desean venir a todos los partidos. Un número importante vive lejos de Manchester y algunos incluso viven en otros países como Irlanda o los países nórdicos. Si nos limitamos a aquellos que desean acudir a nuestras instalaciones cada semana y dependiendo del interés que suscite el partido en juego, acostumbramos a atender a un colectivo de entre 200 a 300 personas por partido.

Juan Luis Paramio: El club ofrece una sala dedicada a los aficionados con discapacidad en los días de partido, la “Ability Suite”, a la que has aludido anteriormente. Y en esta sala colaboran patrocinadores como Ability Net, la Manchester University Business School o Learn Direct. ¿Podrías contarnos cómo has conseguido atraer a este proyecto a estos patrocinadores? ¿Qué tipo de incentivos u oportunidades se les ofrecen así como qué servicios se prestan en este recinto, tanto en días de partido como, sobre todo, en
días de no partido?

Phil Downs: Como bien dices, ya me he referido anteriormente a nuestra sala “Ability
Suite” y a la forma en la cual hemos sido capaces de atraer socios que nos ayudan en el desarrollo posterior de esta sala. Si volviésemos al primer día de su apertura, el “Ability Suite” era originariamente la antigua oficina de venta de entradas del club. Ello hizo necesario que presentase un plan de negocio para dicho espacio una vez que la oficina de venta de entradas fue trasladada a un nuevo edificio independiente, fuera del propio estadio. Después de haberse inaugurado con éxito esta sala, enseguida nos concentramos en desarrollar acuerdos de colaboración con organizaciones que usaran esta sala en días de no partido.

En una primera fase logramos desarrollar acuerdos con las organizaciones que mencionas en tu pregunta, y ahora hemos desarrollado un acuerdo de colaboración más amplio con el mayor centro educativo en la zona de Old Trafford en Manchester. Este centro utiliza la sala la mayor parte de los días de la semana y ofrecen cursos de formación básicos para aquellas personas que desean integrarse de nuevo en el sistema educativo. Este proyecto se engloba naturalmente dentro de la estrategia de Responsabilidad Social Corporativa del club y hasta la fecha es algo único dentro del mundo del fútbol en Gran Bretaña.

Consideramos que la existencia de esta sala y sobre todo la forma en la cual llega a nuestra comunidad es un símbolo muy positivo que expresa nuestra intención de formar parte de nuestra comunidad más cercana. Hasta la fecha, ha funcionado muy bien, pero esperamos ser capaces de aumentar, más ahora que hemos podido atraer el interés de uno de los socios colaboradores globales del club, la compañía de telecomunicaciones a la que me refería antes. Este acuerdo es positivo tanto para el club como para los propios aficionados con discapacidad que pueden acceder a los cursos que deseen.

 

Juan Luis Paramio: La Fundación del Manchester United se creó en 2006 y desde entonces se dice que dispone de uno de los programas más completos sobre discapacidad en el conjunto de los clubes de la Premier League. Destaca especialmente el proyecto “Football in the Community”, que desarrolla iniciativas que permiten incrementar la participación de personas con discapacidad en el fútbol y que sirve también para mejorar su estado físico y su motivación. ¿Puedes explicarnos con más detalle el objetivo y alcance de algunas de estas iniciativas?

Phil Downs: La Fundación del Manchester United fue creada para atender las expectativas de uno de los mejores clubes del mundo. Antes de su constitución, el club ya realizaba esfuerzos por ofrecer el programa “Football in the Community”; programa, que incluía equipos de fútbol integrados por personas con discapacidad y otros proyectos similares, pero se realizaban de forma dispersa, haciendo que todos los esfuerzos del club fueran difíciles de coordinar. Ahora que todas estas iniciativas se encuentran integradas dentro de la Fundación del club, estamos en una posición más ventajosa para profundizar todo lo posible en cualquier proyecto y se está demostrando que tienen éxito en el desarrollo de iniciativas en días de no partido. Contribuye además a ahondar en los esfuerzos que realiza el club dentro de su política de RSC.

Pero el programa “Football in the Community” es sólo una parte de todo lo que la Fundación del club realiza. La Fundación participa también en programas de sensibilización educativa y de salud en los colegios y ha tenido éxito a la hora de atraer a aquellos colectivos de nuestra sociedad a los que es más difícil llegar. La Fundación tiene la habilidad de intervenir en un número amplio de áreas en nombre del club y, de esta forma, somos capaces de apoyar el trabajo de muchas organizaciones sociales y de un número considerable de colegios de la zona.

Existe la percepción de que resolver todo aquello relacionado con la accesibilidad es costoso. Hasta cierto punto hay que realizar un desembolso, pero éste puede ser
mucho más costoso si se opta por no atender las obligaciones morales y legales que
supone el satisfacer las necesidades de las personas con discapacidad

 

Juan Luis Paramio: En ocasiones, nos encontramos que uno de los principales obstáculos para avanzar en la accesibilidad en los estadios, al menos en España, se deriva de la actitud de los gestores de los clubes o de los gestores de las propias ligas profesionales. Principalmente justifican su falta de acción en esta área en base a los costes económicos que conllevan. ¿Podrías darnos algunas cifras sobre la transformación que se ha ido realizando en vuestro estadio en torno a la accesibilidad y cómo el club ha hecho frente a esta situación?

Phil Downs: Existe la percepción de que resolver todo aquello relacionado con la
accesibilidad es costoso. Hasta cierto punto hay que realizar un desembolso, pero éste puede ser mucho más costoso si se opta por no atender las obligaciones morales y legales que supone el satisfacer las necesidades de las personas con discapacidad. Como club dimos un paso gigantesco cuando se construyó una plataforma elevada para aficionados con discapacidad. Esto conlleva que por cada asiento para una persona en silla de ruedas necesitamos quitar 13 localidades normales.

Con todo, actualmente estos aspectos del diseño se han incorporado en cualquier desarrollo futuro que se planifica; de tal forma que el coste desaparece totalmente al considerarse desde un inicio la accesibilidad tanto por parte de los arquitectos y como de los diseñadores del estadio.

Por supuesto, existen aspectos periféricos dentro de la gestión de cada club que han de ser accesibles. El más evidente es el disponer de páginas web accesibles, así como la accesibilidad al servicio de entradas y de atención a los socios –un tema que ha sido mejorado tras la introducción de un sistema de inducción magnética. Otros aspectos serían la accesibilidad en todos los puntos de contacto con los clientes del club, la
incorporación de teléfonos de texto en la oficina de venta de entradas para personas con dificultades auditivas. Asimismo para aquellas personas que leen en Braille, disponemos de documentos en dicho lenguaje. Incluso hemos comprado nuestra propia impresora en Braille. En general, hemos intentado hacer que casi todo sea lo más accesible, pero estamos atentos a incorporar todo aquello que surja de nuevo, que sea innovador y que contribuya a mejorar la experiencia global del aficionado en días de partido.

 

Juan Luis Paramio: Para acabar esta entrevista, nos gustaría conocer tu opinión sobre el futuro de la accesibilidad en los estadios en Europa y cómo se convencerá a los aficionados con discapacidad para que acudan a los estadios. Aludiste a ella antes, pero el año pasado y gracias al excelente trabajo que ha venido realizando NADS, se ha constituido una organización del mismo tipo a nivel europeo, CAFÉ… Uno de los objetivos de CAFÉ es contribuir a asegurar que los aficionados con discapacidad puedan seguir el fútbol en Europa, mejorando en la igualdad de acceso a este colectivo en todos los países miembros de la UEFA. Sobre este particular, ¿qué grado de influencia puede tener CAFÉ a la hora de promover cambios en la accesibilidad en los estadios en Europa?

Phil Downs: La dirección futura que se siga en relación con la mejora de la accesibilidad
para los seguidores con discapacidad en Europa es responsabilidad última de la federación de fútbol de cada país y de la propia UEFA. Creo que la accesibilidad ha alcanzado un punto de no retorno, que hace que estos organismos no puedan continuar ignorando los aspectos que se deben atender. Es esencial que los organismos del fútbol adopten, al menos, una posición de apoyo de la accesibilidad y que públicamente expresen en qué punto se encuentran. Gracias a la candidatura de la Federación Inglesa (FA) al Mundial de Fútbol de 2018, la propia FA ha reconocido la necesidad de adoptar una posición en este tema así como de ofrecer algún tipo de orientación a modo de listado, de aquello sobre lo que hay que avanzar en accesibilidad. Esperemos que esta candidatura deje un legado.

La formación de CAFÉ, indudablemente, es un paso adelante y personalmente espero que sean capaces de abrir nuevas vías para una discusión más amplia en toda Europa y que se encuentren soluciones a las cuestiones que todavía hoy, y con frecuencia, son ignoradas. Para la UEFA sería posible establecer estándares similares a los que ya contempla el documento “Accessible Stadia Guide” o a los nuevos estándares que ha establecido el Comité Europeo para la Normalización (CEN). ¿Lo hará? En este momento no tengo la respuesta a esta pregunta, pero sería la forma más rápida de conseguir avances desde arriba, del mismo modo que introducir en los clubes la figura del
DLO es lo único que haría que las cosas avanzaran desde abajo.

Juan Luis Paramio: Gracias Phil por todas tus ideas y no quisiéramos cerrar esta entrevista sin elogiar todo el empeño que has puesto durante tantos años en favor
de la accesibilidad universal.

Phil Downs: Gracias a vosotros.

Deja un comentario

Back to top
Español
Español English (UK)
Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: